5 valores de las mujeres que ocupan puestos de liderazgo

En general, las mujeres líderes son más asertivas, persuasivas, empáticas, y flexibles que su contraparte masculina. Están siempre dispuestas a correr riesgos y tienen una necesidad de hacer bien las cosas.

 

1. Son mejores motivadoras

Se ha comprobado que son más efectivas, flexibles y empáticas para motivar y/o persuadir. Así mismo, tienen una mayor tendencia a asumir decisiones de riesgo.

 

 

2. Son más sensibles
Las habilidades que poseen las mujeres líderes les permiten analizar con precisión las situaciones y considerar todos los ángulos e implicaciones posibles.
Esta voluntad de percibir todos los aspectos de una situación aumenta su capacidad de persuasión.

     

     

    5. Asumen más riesgos
    Se adhieren en menor medida que los hombres a los procedimientos establecidos y en general son más cautelosas y precavidas.
    A menudo, las mujeres líderes pueden desempeñarse por debajo de su capacidad habitual cuando están excesivamente limitadas por regulaciones y normas: su tendencia natural es hacia asumir el riesgo calculado y a proponer soluciones innovadoras.

       

       

      4. Las mujeres líderes son más eficaces para crear equipos de trabajo
      Su enfoque está centrado en la solución de problemas y en escuchar argumentos para tomar decisiones.
      Las mujeres tienen una forma más inclusiva de liderar: atraen y cautivan a la gente gracias a sus habilidades interpersonales y a su trato. Tiene una mejor capacidad comunicativa, lo cual aumenta su eficacia.

       

       

      5. Asumen más riesgos
      Se adhieren en menor medida que los hombres a los procedimientos establecidos y en general son más cautelosas y precavidas.
      A menudo, las mujeres líderes pueden desempeñarse por debajo de su capacidad habitual cuando están excesivamente limitadas por regulaciones y normas: su tendencia natural es hacia asumir el riesgo calculado y a proponer soluciones innovadoras.



        3. Tienen una actitud pedagógica
        Al tener una mejor capacidad de respuesta emocional para superar el rechazo, las mujeres líderes aprenden de la adversidad y transmiten este aprendizaje.
        Adicionalmente, poseen habilidades interpersonales esenciales: empatía, flexibilidad y sociabilidad.

         

         

        4. Las mujeres líderes son más eficaces para crear equipos de trabajo
        Su enfoque está centrado en la solución de problemas y en escuchar argumentos para tomar decisiones.
        Las mujeres tienen una forma más inclusiva de liderar: atraen y cautivan a la gente gracias a sus habilidades interpersonales y a su trato. Tiene una mejor capacidad comunicativa, lo cual aumenta su eficacia.

         

         

        5. Asumen más riesgos
        Se adhieren en menor medida que los hombres a los procedimientos establecidos y en general son más cautelosas y precavidas.
        A menudo, las mujeres líderes pueden desempeñarse por debajo de su capacidad habitual cuando están excesivamente limitadas por regulaciones y normas: su tendencia natural es hacia asumir el riesgo calculado y a proponer soluciones innovadoras.

        Compartir:

        Comienza a crecer con el impacto ARCH LATAM dentro de tu empresa

        Recibe una asesoría gratuita con nuestros expertos comerciales y encuentra la solución a la medida de los objetivos de tu empresa.

        ¡Conversemos!

        Envíanos tus datos y nos pondremos en contacto enseguida.

        *Campos requeridos




          País
















            País